1. INTRODUCCIÓN

En 2015 presenté un programa de trabajo a la comunidad del IISUE y a las autoridades universitarias. En ese proceso se perfilaron un diagnóstico interno y otro externo que se centraban en la necesidad de consolidar la identidad del IISUE y de identificar con toda claridad los mecanismos para brindar apoyo, orden y proyección nacional e internacional al trabajo realizado en las tres áreas sustantivas de investigación, docencia y difusión, así como en las tareas del Archivo Histórico de la UNAM y el Museo UNAM Hoy.

Unos meses después de haber tomado posesión del cargo, fue nombrado Rector de la Universidad el Dr. Enrique Graue Wiechers, quien ofreció orientaciones e indicó líneas específicas de acción que fueron incorporadas a lo proyectado inicialmente. A la invitación a la comunidad universitaria para participar en la elaboración del Plan de Desarrollo Institucional, se respondió con el documento “Propuestas para el Plan de Desarrollo Institucional 2015-2019”, preparado y signado por 11 investigadores.

Una vez publicado el Plan de Desarrollo Institucional, se incorporaron al Plan de Desarrollo del IISUE los 17 programas estratégicos, con el propósito de orientar la actividad del Instituto de acuerdo con estos lineamientos y sumarse, así, a la respuesta institucional a nuestros tiempos y a nuestra sociedad.

La mejora de la educación universitaria tiene el primer lugar entre los programas estra- tégicos del Plan de Desarrollo Institucional 2015-2019, que guía a la UNAM en su conjunto. Le siguen las labores tendientes a la actualización y permanente mejora de los planes y programas de estudio, y el apoyo a la formación de alumnos. El IISUE, por su propia materia de trabajo, y los académicos, por sus perfiles especializados, contribuyen a estos tres programas estratégicos de manera natural. Pero el esfuerzo realizado por los académicos fue más allá de lo que les es natural: los 66 investigadores dirigieron 54 tesis de licenciatura, 53 de maestría y 72 de doctorado en el periodo, contando sólo las concluidas. Asimismo, impartieron 570 asignaturas de programas regulares y formaron a 121 estudiantes de servicio social. Adicionalmente, académicos del IISUE participaron en procesos de mejoramiento curricular en diversas escuelas y facultades, en el CAAHyA, el CAAB y en CODEIC.

En esta gestión se redoblaron esfuerzos de comunicación y trabajo conjunto con el Bachillerato UNAM para acercar nuestras investigaciones a sus necesidades e incorporar a sus maestros a proyectos del IISUE. Numerosos profesores del bachillerato participaron en proyectos de investigación y seminarios del Instituto. En el periodo se firmó un convenio de colaboración e intercambio con el CCH, el cual se concretó, por el momento, en participación de académicos del IISUE en foros y conferencias del Colegio y donación de publicaciones. Asimismo, el IISUE ha sido a lo largo de casi dos años sede para el intercambio entre el Grupo Interinstitucional de Educación Media Superior (GTIEMS), investigadores del IISUE y de otras entidades académicas de la UNAM, funcionarios de la educación media superior y el Colegio de Directores del Bachillerato UNAM. En estas reuniones se ha estudiado el perfil de los jóvenes, las bases de datos existentes, cuestiones de acceso y seguimiento, aprovechamiento, violencia, cambio curricular y formación de los docentes, entre otros temas. En octubre se realizará el coloquio “La educación media superior. Desafíos en el contexto de una nueva política educativa”, con participación de miembros del GTIEMS y otros invitados especiales.

De manera destacada, dos académicos titulares C del IISUE dieron inicio y dirigen, en colaboración con la CUAED, un laboratorio de Innovaciones Didácticas formado en 2017, que tendrá beneficios para numerosos alumnos, profesores y entidades académicas, así como universidades de distintos estados del país.

Por primera vez, el IISUE participó en el Programa de Actualización de Maestros Intersemestral de la DGAPA. Los resultados abrieron la puerta para ser invitados a colaborar nuevamente.

La acción de los académicos para mejorar la educación universitaria fue más allá de la UNAM: un grupo numeroso de académicos emitió opinión fundamentada sobre los nuevos planes y programas del Nuevo Modelo Educativo de la Secretaría de Educación Pública, tanto en lo que se refiere a la Educación Básica como a la educación media superior. Esta revisión dio pie a un seminario, un libro, cápsulas en nuestra página y una presentación del libro en la que participaron distinguidos académicos: la Presidenta del COMIE, la futura secretaria de Educación, Ciencia y Cultura de la Ciudad de México, y el jefe del Departamento de Investigaciones Educativas del Cinvestav.

Un segundo grupo de programas estratégicos del Plan de Desarrollo Institucional 2015-2019 de la UNAM está enfocado en la gestión académica y administrativa.

Por un lado, la superación y el reconocimiento del personal académico y, por otro, el desarrollo y la capacitación del personal administrativo, deben tener impacto en la calidad de las tareas universitarias. El trabajo de las secretarías respectivas se orientó a contribuir al mejor desempeño laboral, la superación y su reconocimiento. Así, por citar sólo algunos ejemplos, el personal de cómputo ofreció cursos como D-Space, la biblioteca ofreció un taller de publicación de artículos en el medio de revistas anglosajonas entre los académicos, y los trabajadores administrativos de confianza y de base tomaron cursos de contabilidad o de preparatoria abierta. En el IISUE estos programas estratégicos de gestión académica y administrativa se ligan a la optimación de los recursos presupuestales y a la mejora de los servicios y la infraestructura, a la vez que al programa estratégico de seguridad.

Así, por un lado, el IISUE atendió cuatro auditorías administrativas, todas con resultados positivos y un reconocimiento de excelente manejo presupuestal. La Secretaría Administrativa fue responsable de las diligencias necesarias para certificar la seguridad de las instalaciones del IISUE antes y después de los sismos y las inundaciones que las afectaron, así como de los planes de iluminación, seguridad personal y vigilancia para salvaguardar el bienestar de las personas y los bienes de la institución, con atención al cuidado del ambiente.

Por otro lado, el IISUE preparó un proyecto de ampliación de las instalaciones y realizó las gestiones para su autorización. El IISUE está preparado para iniciar la primera fase con recursos propios, una vez que se autorice la obra. La Secretaría Administrativa, con base en su buena gestión y planeación, logró en el periodo un aumento del presupuesto del IISUE para cumplir con sus tareas sustantivas.

En las actividades del IISUE se toman en cuenta los principios de sustentabilidad y cuidado del ambiente.

En cuestiones de seguridad, dos sismos y lluvias torrenciales dieron ocasión para revisar íntegramente las instalaciones del IISUE, el Archivo y el Museo. Se actualizaron los protocolos de seguridad, la señalización y se repararon los daños que sufrió el Museo UNAM Hoy por las lluvias que anegaron el Centro Histórico.

En lo que respecta al reconocimiento del personal académico, se dio curso a 22 movimientos académicos, se hicieron las gestiones necesarias tras la incorporación o renovación de académicos en el Sistema Nacional de Investigadores, y se brindó asesoría a los académicos sobre contratación definitiva y promoción, con lo que se logró que siete personas terminaran sus estudios y cuatro los iniciaran. Invariablemente comunicamos al personal cuando algún colega fue distinguido por nuestra universidad o alguna otra entidad académica, un importante estímulo para la comunidad. También 10 académicos ofrecieron tiempo y esfuerzo en procesos de reconocimiento al mérito académico universitario, como los reconocimientos Premio Universidad Nacional o eventos para estimular procesos académicos como el premio de lectura Alonso Quijano, así como la lectura y la escritura entre jóvenes de bachillerato y licenciatura. También participamos en jurados nacionales como el Premio INAH o el Premio Nacional de Artes y Ciencias. A su vez, el IISUE, en colaboración con la Organización de Estados Iberoamericanos, otorgó el Premio Pablo Latapí a un trabajo con enfoque histórico sobre la educación en Chiapas.

El proyecto estratégico relativo a la creación, diversificación y el fortalecimiento de modalidades educativas para la formación, el aprendizaje, la capacitación y la especialización a lo largo de la vida tuvo apoyo al formalizar las actividades de educación continua y a distancia, así como asignarle personal técnico académico especializado. Un diplomado de Archivística, varios cursos presenciales y la preparación de un curso a distancia dan cuenta de ello, así como las licencias otorgadas a dos investigadores titulares C de tiempo completo para realizar labores en la CUAED, una de las principales instancias académicas del país en el tema.

El programa estratégico de Tecnologías de la información y comunicación y las Tecnologías del aprendizaje y conocimiento del Plan de Desarrollo Institucional 2015-2018 fue, en el IISUE, materia y motor de la investigación y facilitador de la gestión.

En consonancia con este programa estratégico, y atendiendo lineamientos de la Dirección General de Bibliotecas y del Conacyt, el IISUE preparó su estrategia digital, con consecuencias y ramificaciones para las tareas de investigación, docencia y difusión de todo el Instituto. Así se creó un boletín digital, y se multiplicó considerablemente el alcance de las actividades del IISUE entre una comunidad muy amplia, en la cual descuellan maestros de todo el país. Entre múltiples acciones emprendidas, todas valiosas, destaca la creación del Repositorio Institucional con fondos obtenidos tras concursar exitosamente en Conacyt. Cabe decir que es el primero de esta naturaleza que logró concretarse en tiempo y forma. En él se encuentran ya, entre otros productos de investigación, los libros y las revistas del IISUE en formato digital y acceso abierto.

Tres académicos titulares C de tiempo completo se han abocado a estudiar estos temas, a los que se sumó una nueva contratación en este campo vía el programa SIJA de renovación de la planta académica; asimismo, se contrató de manera definitiva a una joven académica que durante el periodo montó un laboratorio de ciencia cognitiva con fuerte apoyo en tecnología, en colaboración con las facultades de Medicina y Psicología de la UNAM y varias universidades del país.

Una parte considerable de los proyectos del IISUE están basados en estas tecnologías, y 90 por ciento de los trámites se realizan aprovechándolas.

El programa estratégico relativo al desarrollo integral de los universitarios tuvo resonancia en nuestro Instituto, donde se interpretó como una oportunidad para fomentar la cultura, la salud y la convivencia del personal. Se destinaron, acondicionaron y equiparon áreas como el local sindical, el comedor, la terraza y la salita de café; también nos sumamos a programas institucionales de impulso a la salud y a la cultura para ofrecerlos a la comunidad IISUE, como fueron caminatas, conferencias, ciclos de cine, actividades relacionadas a la equidad de género, a la seguridad, a la educación sexual y otras iniciativas. Se brindaron facilidades a trabajadores administrativos y de base para dar inicio a estudios de posgrado o llevar a buen término los de preparatoria, licenciatura o posgrado. El personal administrativo reporta 73 cursos de actualización.

Otro programa estratégico que tuvo fuerte eco en el IISUE fue el relativo a los derechos humanos y la equidad de género. Dos académicas titulares se dedican a estos temas de manera principal y se hizo una nueva contratación en el tema de género; asimismo se contrató de manera definitiva a una joven investigadora que estudia cuestiones de juventud, género y violencia y se recibió a una becaria posdoctoral que indagó sobre la violencia de género en la educación superior y fomentó un seminario interinstitucional muy exitoso.

Siguiendo iniciativas de la Comisión de Género del Consejo Universitario, y con la colaboración de académicas y personas agremiadas al sindicato, se llevaron a cabo numerosas actividades para hacer conciencia y cambiar prácticas para hacerlas conducentes a la salud, al respeto, la equidad y la igualdad.

Para posibilitar la proyección nacional y la internacionalización mediante acciones de cooperación, intercambio, movilidad y extensión para conservar y acrecentar el liderazgo de la UNAM en el país y en el extranjero, se difundieron y aprovecharon al máximo las posibilidades institucionales; conjuntamente se instaló un mecanismo transparente de asignación de recursos en el Consejo Interno para la presentación de ponencias en congresos. También, por primera vez, se lograron dos apoyos económicos del Programa de Perfeccionamiento Académico (PPA)-DGAPA para que una investigadora titular C, Premio Universidad Nacional, llevara a cabo investigación en Italia y otro investigador titular C, en España; los apoyos también abarcaron a tres investigadores visitantes. Se respondió a la convocatoria de la DGECI que ofreció por vez primera fondos para profesores visitantes y a la del Programa de Estancias de Investigación de la DGAPA para un investigador español. Por otra parte, con el apoyo de la Coordinación de Humanidades, en el marco del Programa de Movilidad Académica se recibió a seis académicos. Los académicos del IISUE son invitados a compartir sus conocimientos y experiencia en universidades del país, y a la vez el IISUE recibió a 60 profesores y estudiantes de posgrado en estancias cortas o de un año haciendo uso de recursos para movilidad.

El fomento, el apoyo y la evaluación de la investigación para generar conocimientos de frontera enfocados en atender los problemas nacionales y globales, programa estratégico del Plan de Desarrollo Institucional, y central a las tareas del IISUE, tuvo impulso, como ya se dijo, y puede medirse por el tipo y número de proyectos, el aumento de los proyectos PAPIIT, el número de becarios posdoctorales, los seminarios internos que se realizaron en el periodo y el aumento en el número de publicaciones por investigador. Me detendré más adelante para dar a conocer las líneas de investigación que se cultivan en el IISUE.

La respuesta a uno de los proyectos estratégicos de nuestra Universidad, expresados en el Plan de Desarrollo Institucional 2015-2019, merece especial comentario: aquel que se refiere a la participación de la UNAM en el desarrollo nacional, entendida como la atención a los desafíos del país y a la participación de la Universidad en la vida nacional, en favor de la construcción de un México mejor.

En el periodo que comprende de noviembre de 2015 a julio de 2018 se desarrollaron 232 proyectos de investigación. Esta cifra abarca tanto los que tuvieron inicio en esas fechas, como proyectos de largo aliento planteados en años anteriores y las investigaciones puntuales que llevaron a cabo becarios posdoctorales durante su estadía. La cifra incluye, asimismo, las participaciones individuales de investigadores en proyectos colectivos.

De los proyectos de investigación realizados en todas las áreas, 22 contaron con recursos del PAPIIT (18 generados y aprobados en el periodo); dos del INEE y dos del Conacyt.

La investigación en el IISUE está organizada en cinco áreas, a las cuales se adscriben los investigadores por afinidades temáticas, teóricas, metodológicas y personales: Historia de la educación y la cultura; Teoría y pensamiento educativo; Políticas de la educación; Diversidad sociocultural en la dducación y Currículum, formación y vinculación.

La diversidad de trayectos formativos y la constante actualización de los investigadores en cuanto a abordajes teóricos y metodológicos disciplinares, inter y multidisciplinarios hacen posible la identificación y el estudio de problemáticas multifactoriales y actividades de docencia y difusión.

En el área de Historia de la educación y la cultura, 17 investigadores desarrollaron 75 proyectos de investigación. De éstos, 11 fueron sobre aspectos históricos de la UNAM; 21 sobre la historia de la educación superior; 21 sobre sociedad y cultura novohispanas; cuatro sobre colegios de los siglos XVII a XIX; uno de teoría; cinco de historia agraria; dos sobre educación media superior, dos sobre docencia y tres en torno a políticas de la educación superior, así como siete sobre archivos y fuentes y siete sobre educación y cultura de los siglos XIX y XX. De éstos, siete contaron con financiamiento del PAPIIT y uno concluyó en el periodo con apoyo del Conacyt.

El área de Teoría y pensamiento educativo contó con 12 investigadores, quienes desarrollaron 13 proyectos de teoría educativa, cuatro de teoría curricular y el mismo número sobre educación ambiental; tres de epistemología, misma cifra sobre la educación secundaria, así como proyectos sobre educación artística, influencia cultural de Italia y España en México, así como uno de didáctica de la historia y otro sobre género y educación. Entre los proyectos iniciados en esta área en el periodo del que se informa, tres contaron con recursos de la DGAPA a través del PAPIIT.

En el área de Currículum, formación y vinculación, 12 investigadores desarrollaron 27 proyectos, entre los cuales cinco estudiaron las relaciones entre educación y trabajo; cuatro, aspectos de la educación básica, cuatro problemas de la educación intercultural; dos abordaron la evaluación, uno la educación secundaria, dos, asuntos de lectura y comprensión de textos; uno, el problema de equidad y exclusión en el sistema educativo y otros dos, movilidad de estudiantes de posgrado y académicos.

Del área de Políticas de la educación, 15 académicos utilizaron diversas metodologías y ópticas para estudiar el Sistema Educativo Nacional con especial énfasis en la educación superior (12 proyectos) y la educación media superior (nueve proyectos), aunque también se abordó el sistema como un todo en dos proyectos. Las condiciones y prácticas de la docencia en distintas universidades iberoamericanas, los contenidos educativos y su didáctica, cuestiones de escolaridad y empleo, tópicos de indagación en temas como equidad y justicia, y la cooperación internacional estuvieron estudiadas en estos proyectos. En esta área dos proyectos tuvieron apoyo del PAPIIT, uno del INEE y otro de ciencia básica del Conacyt.

El área que agrupa al mayor número de investigadores es la de Diversidad sociocultural en la educación, con 18 investigadores y 51 proyectos. Los proyectos se concentran en la educación superior, incluyendo la educación normal, con diversas temáticas: género, violencia, redes, excelencia, posgrado, ética profesional, tecnologías educativas, educación a distancia, integración y discapacidad. En esta área se han desarrollado investigaciones teóricas y metodológicas, así como proyectos de intervención, con énfasis en derechos humanos, violencia y género, hábitat sustentable y educación para la ciudadanía. Cuatro proyectos se abocaron a educación secundaria o media superior y varios se plantearon cuestiones didácticas. El tema de la ética profesional se ha consolidado. Se reforzó el área de cognición. En esta área se registraron nueve patentes, de las cuales una ya se otorgó.

Entre 2015 y 2018 se crearon dos laboratorios: el de Innovaciones Didácticas y el de Ciencia Cognitiva, para lo que se cuenta con la colaboración de diversas entidades dentro y fuera de la UNAM.

Una labor que caracteriza al IISUE y que absorbe a un porcentaje importante de sus académicos es la de ordenar, clasificar, describir, conservar, acrecentar y difundir los acervos documentales, textuales, gráficos y sonoros del Archivo Histórico de la UNAM. El trabajo del Archivo y sus fondos son eslabones importantes de la investigación sobre la Universidad y la educación; en el primer caso, su principal materia prima.

La nueva legislación sobre archivos ha impulsado el trabajo del AHUNAM. A su vez, sus académicos han colaborado a título individual o a nombre del IISUE en las tareas de estandarizar y normar las prácticas archivísticas del país, al tiempo que se han comprometido en la medida de sus posibilidades con una tarea de formación de recursos humanos para archivos. Esto incluye acciones de asesoría a archivos históricos de escuelas, facultades e institutos, así como la creación y operación de un diplomado de 120 horas. Conscientes de la imposibilidad de atender la demanda potencial, hemos trabajado conjuntamente con las funciones de educación continua y a distancia del IISUE para preparar una alternativa virtual que sea un modelo de innovación en la materia. El Instituto es, a través del Archivo, entidad asesora de la Licenciatura en Ciencias Archivísticas de la ENES Morelia.

El Archivo avanzó en cuanto a sus propios reglamentos, tanto el Interno del AHUNAM como en la definición de procedimientos y políticas de publicación en línea de versiones digitales. Se creó el Portal Digital del AHUNAM, lo que disparó exponencialmente el número de visitas y, podemos suponerlo, el uso de este insumo para la investigación. Dentro del portal, el micrositio del 68 tuvo particular éxito, al ser reseñado por los principales medios de comunicación del país y algunos de impacto internacional.

Con estas acciones, el Archivo aporta fuentes para la investigación y la ciencia básica en muy distintas ramas, además de fortalecer la infraestructura para la investigación en el país cuando asesora a otros archivos para su mejor funcionamiento, forma recursos para la labor archivística y aporta criterios para las normas archivísticas y de conservación.

Todas las tareas nombradas y los logros reportados requieren de un esfuerzo constante y continuado. No obstante, para seguir avanzando en la consolidación de la identidad del IISUE como instituto de investigación, refrendar su vigencia y vocación, y contribuir al desarrollo nacional, se deben seguir propiciando la libertad y el intercambio académicos, la vida colegiada y la difusión amplia de los resultados de investigación; las redes y los laboratorios como formas de sinergia; la preparación de reuniones académicas y la asistencia a congresos, así como la renovación, la superación y la promoción del personal, la dedicación al trabajo académico y la vinculación con otras entidades académicas e instituciones afines. Todo lo anterior en un clima de trabajo que favorezca la productividad y el respeto a todas las personas.

Debemos continuar fortaleciendo nuestras publicaciones, tanto en su contenido y rigor como en sus tiempos de edición y su distribución. Si bien se ha hecho un esfuerzo considerable por mejorar el proceso de difusión y distribución, debemos reconocer que aún queda un largo trecho que recorrer. Ampliar, por ejemplo, los vínculos con las instancias universitarias para organizar mejor la distribución en las librerías universitarias, y promover nuestras publicaciones tanto por medio de presentaciones de libros como en los medios del propio Instituto.

Podemos entender la identidad del IISUE como una oportunidad y una invitación constante al trabajo interdisciplinario. Unir las investigaciones históricas a los desarrollos actuales de la universidad y la educación nos ha dado buenos resultados, y deberíamos tratar de hacer nuevas conexiones con bases conceptuales y metodológicas fecundas que nos den nuevas perspectivas sobre los fenómenos que nos ocupan. Las posibilidades son inagotables.

Al abrirse el IISUE a jóvenes con trayectorias ya de suyo interdisciplinarias, y al invitarlos a fortalecer continuamente sus habilidades investigativas y a expandir sus intereses en aras de un trabajo rico que nutra la visión social de los fenómenos que estudiamos, se enriqucen las contribuciones del IISUE a la sociedad.

Para dar a conocer y difundir las contribuciones disciplinarias y sociales del IISUE se ha hecho un esfuerzo contundente de comunicación y de vinculación. Aspiramos a contribuir a crear las condiciones para que en la sociedad la investigación educativa tenga un interés y una demanda equivalentes a los que tienen la educación y la universidad.

Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación, UNAM.
Circuito Cultural Universitario, Coyoacán 04510, México, D. F.
Tel. 56 22 69 86 / 95

Hecho en México, todos los derechos reservados, 2018. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile y se cite la fuente completa y su dirección electrónica; de otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución.